viernes, 13 de octubre de 2017

Como Evitar malas Decisiones. 2 Samuel 16

Resultado de imagen para malas decisionesA lo largo de nuestra vida, son muchas veces las que tomamos malas decisiones, ya sea por ignorancia, falta de tiempo o de planificación, angustia, o simplemente porque no sabemos cómo responder ante las situaciones que se nos presentan. Constantemente tomamos decisiones, sean pequeñas, duras, triviales, malas, buenas, acertadas, en este capítulo el Rey David toma una mala decisión le quita a su amigo Mefi-boset todo lo que le pertenecía y se la entrega a Siba el encargado de cuidar a Mefi-boset.  V 4 “Entonces el rey dijo a Siba: He aquí, sea tuyo todo lo que tiene Mefi-boset. Y respondió Siba inclinándose: Rey señor mío, halle yo gracia delante de ti
De manera diaria todos debemos tomar decisiones buenas o malas y estas decisiones siempre van a generar consecuencias.
El mundo está determinado por pequeñas decisiones muchos creemos que son las grandes decisiones las que determinan nuestra vida, crees que si te casas con la mujer que es el gran amor de tu vida serás feliz pero pronto te das cuenta de un pequeño detalle que no tuviste en cuenta ella era gritona o de mal carácter y esto ya fue impedimento para lograr tu tan anhelada felicidad.
Como Evitar malas Decisiones.
1. No Juzgues antes de Tiempo. V 3 “Y dijo el rey: ¿Dónde está el hijo de tu señor? Y Siba respondió al rey: He aquí él se ha quedado en Jerusalén, porque ha dicho: Hoy me devolverá la casa de Israel el reino de mi padre.” Siba le hizo creer a David que Mefi-boset quería su derrota.
2. Consulta o ten Paciencia. Si David hubiera esperado se hubiera dado cuenta que lo que le estaban diciendo era mentira. 2 Samuel 19: 25- 27 “Y luego que vino él a Jerusalén a recibir al rey, el rey le dijo: Mefi-boset, ¿por qué no fuiste conmigo? Y él respondió: Rey señor mío, mi siervo me engañó; pues tu siervo había dicho: Enalbárdame un asno, y montaré en él, e iré al rey; porque tu siervo es cojo. Pero él ha calumniado a tu siervo delante de mi señor el rey; mas mi señor el rey es como un ángel de Dios; haz, pues, lo que bien te parezca.
A David se le olvido consultar con Jehová, si no estás seguro de lo que quieres hacer preséntate delante de Jesucristo y pídele que él te oriente.
3. No Confíes en las Apariencias. V 2 “Y dijo el rey a Siba: ¿Qué es esto? Y Siba respondió: Los asnos son para que monte la familia del rey, los panes y las pasas para que coman los criados, y el vino para que beban los que se cansen en el desierto.” no todos los que dicen honrarnos nos honran ni todos los que dicen amarnos nos aman. Recuerda que las apariencias son engañosas no todo lo que brilla es oro. 1 Samuel 16: 7 “Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.
La palabra de Dios dice conoceréis la verdad y la verdad os hará libres. Juan 8: 32 “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” la mejor forma de no equivocarnos en nuestras decisiones es si conocemos perfectamente en lo que nos vamos a meter.
El conocimiento es fundamental en la vida espiritual o en la vida secular. Si te metes en un negocio que no conoces probablemente vas a quebrar, si te metes en una relación con alguien que no conoces también lo más probable es que fracases.
4. No te dejes llevar por las circunstancias difíciles que puedas estar pasando. David estaba huyendo de su propio hijo. 2 Samuel 15: 14 “Entonces David dijo a todos sus siervos que estaban con él en Jerusalén: Levantaos y huyamos, porque no podremos escapar delante de Absalón; daos prisa a partir, no sea que apresurándose él nos alcance, y arroje el mal sobre nosotros, y hiera la ciudad a filo de espada.
5. No te dejes llevar por la Desesperación o la Ansiedad. 2 Samuel 16: 9-10 “Entonces Abisai hijo de Sarvia dijo al rey: ¿Por qué maldice este perro muerto a mi señor el rey? Te ruego que me dejes pasar, y le quitaré la cabeza. Y el rey respondió: ¿Qué tengo yo con vosotros, hijos de Sarvia? Si él así maldice, es porque Jehová le ha dicho que maldiga a David. ¿Quién, pues, le dirá: ¿Por qué lo haces así?
El mundo está compuesto de pequeñas y grandes decisiones. No tomes decisiones a la ligera, recuerda que toda decisión que tomes sea buena o mala genera consecuencias para ti y para los demás piensa antes de actuar y sobre todo pídele a Dios sabiduría.