viernes, 13 de octubre de 2017

El Mal del Orgullo. 2 Reyes 5

Resultado de imagen para el mal del orgulloEl orgullo es como un mal que no solo carcome a la persona que lo posee también daña a las demás personas y lógicamente destruye cualquier buena relación.
Naamán tenía muchas cualidades que lo hacían ver importante: era considerado grande por sus hazañas y era valeroso en extremo. V 1 “Naamán, general del ejército del rey de Siria, era varón grande delante de su señor, y lo tenía en alta estima, porque por medio de él había dado Jehová salvación a Siria. Era este hombre valeroso en extremo, pero leproso. 
Porque es tan perjudicial el Orgullo.
1. Nos Cuesta Rogar o Pedir. V 3 “Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su lepra” a las personas orgullosas les cuesta decir: buenos días, buenas tarde, gracias o por favor. Esto hace que los demás los miren como personas desagradables.
2. Menospreciamos la labor de los Demás. Tenía que rogarle al Profeta pero prefirió pedirle al rey a través de su señor. V 5 “Y le dijo el rey de Siria: Anda, ve, y yo enviaré cartas al rey de Israel. Salió, pues, él, llevando consigo diez talentos de plata, y seis mil piezas de oro, y diez mudas de vestidos” el que sería utilizado para sanar a naamán era Eliseo no el rey. V 6 “Tomó también cartas para el rey de Israel, que decían así: Cuando lleguen a ti estas cartas, sabe por ellas que yo envío a ti mi siervo Naamán, para que lo sanes de su lepra
3. Ofendemos a otros, aun en contra de nuestra voluntad. V 7 “Luego que el rey de Israel leyó las cartas, rasgó sus vestidos, y dijo: ¿Soy yo Dios, que mate y dé vida, para que éste envíe a mí a que sane un hombre de su lepra? Considerad ahora, y ved cómo busca ocasión contra mí.
4. Los Demás no quieren tratar con nosotros y ponen a prueba nuestro orgullo. V 10 “Entonces Eliseo le envió un mensajero, diciendo: Vé y lávate siete veces en el Jordán, y tu carne se te restaurará, y serás limpio
5. Queremos que las Cosas se hagan a nuestra manera. V 11 “Y Naamán se fue enojado, diciendo: He aquí yo decía para mí: Saldrá él luego, y estando en pie invocará el nombre de Jehová su Dios, y alzará su mano y tocará el lugar, y sanará la lepra
6. Creemos que solo lo nuestro es Bueno. V12 “Abana y Farfar, ríos de Damasco, ¿no son mejores que todas las aguas de Israel? Si me lavare en ellos, ¿no seré también limpio? Y se volvió, y se fue enojado
7. Nos perdemos de Muchas Bendiciones. V 14 “El entonces descendió, y se zambulló siete veces en el Jordán, conforme a la palabra del varón de Dios; y su carne se volvió como la carne de un niño, y quedó limpio.
8. Nos Perdemos la Oportunidad de Conocer a Dios y también a los Demás. V 15 “Y volvió al varón de Dios, él y toda su compañía, y se puso delante de él, y dijo: He aquí ahora conozco que no hay Dios en toda la tierra, sino en Israel. Te ruego que recibas algún presente de tu siervo.” podemos vivir bajo un mismo techo y nunca conocer a los que viven con nosotros, podemos dormir con nuestra pareja en una misma cama y nuca conocerla.
9. Nos hace tomar decisiones Equivocadas. La humildad nos hace corregir nuestras equivocaciones. V 17 “Entonces Naamán dijo: Te ruego, pues, ¿de esta tierra no se dará a tu siervo la carga de un par de mulas? Porque de aquí en adelante tu siervo no sacrificará holocausto ni ofrecerá sacrificio a otros dioses, sino a Jehová.
10. Somos Rechazados por los demás en especial por Dios. Salmos 138: 6 “Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos” todo orgulloso se queda solo, nadie quiere estar a su lado.

El orgullo hace que tomemos decisiones equivocadas, hace que seamos rechazados aun por nuestros seres queridos, la humildad nos abre puertas de oportunidad y hace que los demás nos quieran.