viernes, 13 de octubre de 2017

Obteniendo Nuestros Deseos. 1 Reyes 3.

Resultado de imagen para deleitate en mi y te concedere las peticiones de tu corazonTodos en algún momento de nuestra vida y sobretodo en situaciones difíciles hemos anhelado que un día se nos aparezca el genio de la lámpara maravillosa y que nos conceda un deseo.
En esta ocasión a salomón no fue el genio quien se le apareció para concederle un deseo, el que se le apareció fue Jehová Dios mismo. V 5 “Y se le apareció Jehová a Salomón en Gabaón una noche en sueños, y le dijo Dios: Pide lo que quieras que yo te dé.” la pregunta que todos se hacen. ¿Qué pediría usted si Dios le hace ese mismo ofrecimiento? Ya sabemos que salomón pidió Sabiduría pero en esta ocasión no vamos hablar de Sabiduría.
Vamos a ver algo Importante como hacer para que Dios nos ofrezca un Deseo.
1. Salomón Amaba a Jehová. Esto no fue algo mágico como la lámpara. V 3 a “Mas Salomón amó a Jehová,  ya todos sabemos que Dios nos ama tanto que dio a su hijo unigénito. La pregunta es cuanto lo amamos nosotros a él. El mandato de Dios no es que lo amemos de cualquier manera él quiere que lo amemos con todas nuestras fuerzas. Deuteronomio 6: 5 “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas
2. Se desacomodaba por Jehová. V 4 a “E iba el rey a Gabaón, porque aquél era el lugar alto principal,” Salomón podía haber hecho el altar en algún terreno de su palacio pero prefirió hacerlo en Gabaón en un Monte.
Nosotros podemos lograr todo lo que nos propongamos siempre y cuando estemos dispuestos a dejar el acomodamiento que nos lleva a la mediocridad.
3. Daba más que Otros. V 4 b “y sacrificaba allí; mil holocaustos sacrificaba Salomón sobre aquel altar” para Jesucristo el que hace tan solo lo que le toca es un mediocre. Lucas 17: 10 “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.” ¿Cuánto es nuestro Tiempo de Oración y de Alabanza o cuánto tiempo nos congregamos?
4. Era Humilde reconocía el trabajo de Otros. V 6 “Y Salomón dijo: Tú hiciste gran misericordia a tu siervo David mi padre, porque él anduvo delante de ti en verdad, en justicia, y con rectitud de corazón para contigo; y tú le has reservado esta tu gran misericordia, en que le diste hijo que se sentase en su trono, como sucede en este día” nadie es capaz de progresar solo, siempre han estado a nuestro lado personas que nos han ayudado.
5. Reconociendo nuestras Falencias o incapacidades. V 7 “Ahora pues, Jehová Dios mío, tú me has puesto a mí tu siervo por rey en lugar de David mi padre; y yo soy joven, y no sé cómo entrar ni salir” las personas que creen saberlo todo por lo general se estancan y no avanzan.
6. Pidiendo lo Necesario. V 9 “Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande?” muchas de las peticiones que hacemos no son necesarias para nuestra vida. Santiago 4: 3 “Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.
Cuando pedimos lo correcto la respuesta no se hace esperar. V 11-13 “Y le dijo Dios: Porque has demandado esto, y no pediste para ti muchos días, ni pediste para ti riquezas, ni pediste la vida de tus enemigos, sino que demandaste para ti inteligencia para oír juicio,  he aquí lo he hecho conforme a tus palabras; he aquí que te he dado corazón sabio y entendido, tanto que no ha habido antes de ti otro como tú, ni después de ti se levantará otro como tú….” Dios sabe lo que necesitamos por lo tanto es el quien en el momento oportuno nos da a un lo que no le hemos pedido.
7. Esforzándose y siendo valiente. Josué 1: 6 “Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos.” de nada sirve que Dios nos conceda un deseo si no somos capaces de tomarlo y luchar por hacerlo Realidad.
Todos de una o de otra forma queremos que Dios cumpla alguno de nuestros deseos es decir queremos que el haga milagros. Dios quiere que la razón de congregarnos sea mucho más que tan solo buscar un milagro el sueño de Jehová es algún día poder ver a un pueblo reunido sin ningún tipo de interés que lo hagamos solo por Amor a él.