viernes, 13 de octubre de 2017

Reconstruyendo nuestros Sueños. Nehemías 4.

Resultado de imagen para construyendo sueñosTodos hemos tenido grandes sueños que en algún momento se destruyeron y creíamos que ya no eran posible lograrlos.
Las razones por lo cual fracasamos y nuestros sueños se derrumbaron son muchas y las menos importantes, digo lo menos importante porque lo que en realidad importa es que tomemos la decisión de levantarnos y luchemos por reconstruir nuestros sueños. Nunca es tarde para empezar siempre y cuando estemos dispuestos para lograrlo.
Como Reconstruir Nuestros Sueños.
1. Entendiendo que a nuestros enemigos no les va a gustar. V 1 a “Cuando oyó Sanbalat que nosotros edificábamos el muro, se enojó y se enfureció en gran manera” a nuestros enemigos les encanta que nos pasemos la vida lamentándonos por nuestra condición; si tú quieres ver feliz a tu enemigo pásate la vida lamentándote.
2. No Hagas caso de las Burlas. V 1 b “e hizo escarnio de los judíos” las burlas lo único que pretenden es desanimarnos. Las personas de éxito son aquellas que han aprendido a burlarse de sus propios defectos.
3. No permitas que te hagan sentir inferior a los Demás. V 2 a “Y habló delante de sus hermanos y del ejército de Samaria, y dijo: ¿Qué hacen estos débiles judíos? ¿Se les permitirá volver a ofrecer sus sacrificios” puede ser que las circunstancias en verdad sean adversas pero recuerda que la riqueza no siempre está en el dinero. El coraje, el valor y las ganas de luchar son los tesoros más valiosos.
4. No creas que hay cosas Imposibles. V 2 b “? ¿Acabarán en un día? ¿Resucitarán de los montones del polvo las piedras que fueron quemadas?” la verdad es que no hay cosas imposibles lo que hay es personas incapaces.
Si el apóstol pablo hubiera estado en ese momento seguramente les hubiera contestado lo que dice en Filipenses 4: 13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
5. Valora lo que haces. V 3 “Y estaba junto a él Tobías amonita, el cual dijo: Lo que ellos edifican del muro de piedra, si subiere una zorra lo derribará.” las personas que menosprecian su propio trabajo no tienen fuerzas para continuar.
6. No Confíes solo en tus Fuerzas, apóyate en Jesucristo. V 4 “Oye, oh Dios nuestro, que somos objeto de su menosprecio, y vuelve el baldón de ellos sobre su cabeza, y entrégalos por despojo en la tierra de su cautiverio” cuando no dejamos que Jesucristo nos Respalde sentimos desánimo y dejamos de luchar.
7. Estando siempre Preparados para Luchar. V 13 “Entonces por las partes bajas del lugar, detrás del muro, y en los sitios abiertos, puse al pueblo por familias, con sus espadas, con sus lanzas y con sus arcos.” El confiar en Dios no significa inactividad, confiar en Jesucristo es disponerse a luchar con la certeza de que Jesucristo nos da la Victoria.
8. Nuestra motivación para seguir luchando debe ser nuestra familia y sobretodo Jesucristo. V 14 “Después miré, y me levanté y dije a los nobles y a los oficiales, y al resto del pueblo: No temáis delante de ellos; acordaos del Señor, grande y temible, y pelead por vuestros hermanos, por vuestros hijos y por vuestras hijas, por vuestras mujeres y por vuestras casas.” Luchar solo para nosotros muchas veces en lugar de motivarnos nos desmotiva.
9. Trabajando en conjunto o en Equipo. V 16 “Desde aquel día la mitad de mis siervos trabajaba en la obra, y la otra mitad tenía lanzas, escudos, arcos y corazas; y detrás de ellos estaban los jefes de toda la casa de Judá.” cuando distribuimos nuestras cargas no nos cansamos y sobretodo podemos avanzar en lo que hacemos.
10. Estando Siempre Listos y Preparados. V 23 “Y ni yo ni mis hermanos, ni mis jóvenes, ni la gente de guardia que me seguía, nos quitamos nuestro vestido; cada uno se desnudaba solamente para bañarse.” hay muchas personas que Dios hace rato ya les dio la Bendición pero ellos no las vieron ni siquiera pasar. Muchas veces dejamos que los problemas, las dificultades o aun las mismas alegrías nos distraigan de nuestro Objetivo.

Nunca es tarde para volver a comenzar, no importa que tus sueños parezcan estar destruidos, si te propones y dejas que Jesucristo te guie pronto podrás reconstruir tus sueños, sigue nunca te detengas ni micho menos vayas en Retroceso.