miércoles, 22 de noviembre de 2017

La Grandeza de Dios en el Hombre. Job 25-26

Resultado de imagen para la grandeza de dios en el hombreHay algunas personas que consideran que el hombre no es nada y se comparan a si mismo a la semejanza de un pobre gusano. Este era el concepto que tenía Bildad. 25: 6 ¿Cuánto menos el hombre, que es un gusano, Y el hijo de hombre, también gusano?
Job considera que los conejos de Bildad no tienen sentido. 26: 3 ¿En qué aconsejaste al que no tiene ciencia, Y qué plenitud de inteligencia has dado a conocer?
La base de Job para considerar que el hombre no es semejante a un gusano parte de la aseveración de la misma palabra.
La biblia dice que nosotros los hombres somos semejantes a Dios y no a un gusano. Génesis 1: 26 “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra
No hay duda que la grandeza de Dios se manifiesta a través de su máxima creación que somos los hombres.
Como se Refleja la Grandeza de Dios en los Hombres.
1. Tenemos el poder de bendecir o maldecir, de escoger la vida o la muerte. Deuteronomio 30. 19 “A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;” nosotros decidimos como queremos vivir a esto se le puede llamar libre albedrío.
2. Tenemos el poder de hacer Riquezas. Deuteronomio 8: 18 “Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día” el problema para que muchos cristianos vivan en pobreza no es porque Dios no los ayude.
2.1. Pereza. Proverbios 6: 6 “Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio” hay personas que quieren conseguir grandes cosas pero no les gusta esforzarse.
2.2. Negligencia. Proverbios 18: 9 “también el que es negligente en su trabajo 
Es hermano del hombre disipador.
” las personas que no hacen las cosas a tiempo o en el momento justo están condenadas a vivir en mediocridad.
2.3. Desanimo. Las personas desanimadas son aquellas que no hacen las cosas con amor o con el corazón. Colosenses 3: 23 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;
3. Dominio Propio. 2 Timoteo 1: 7 “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio” Dios se refleja en nosotros dándonos la capacidad de poder tomar de ciciones de manera libre sin culpar a otros de lo que hacemos o sin dejar influenciarnos por los demás.
3.1. Carácter. Las personas de carácter son aquellas que toman decisiones no llevados por las emociones del momento. Mateo 5: 37 “Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede
3.2. Madurez. Las personas maduras están seguras de lo que quieren esto hace que puedan a asumir sus responsabilidades sin excusarse en los demás.
4. Podemos Amar ya que Dios es Amor. 1 Juan 4: 20 “Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?” el amar a los demás y a nosotros mismos hace que valoremos lo que  somos y lo que son los demás.
5. Podemos Perdonar. Mateo 18: 22 “Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete” la capacidad de perdonar hace que podamos vivir de manera sana con los demás.
6. Tenemos la capacidad de desarrollar Misericordia. Mateo 9: 13 “Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento” la grandeza de Dios se manifiesta en nosotros cuando tenemos la capacidad de perdonar a quien no hace nada por méreselo.
7. Podemos lograr todo lo que nos propongamos. Filipenses 4: 13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” lo que hace que una persona viva sumida en la mediocridad son las escusas para no luchar por algo.
La única forma de poder alcanzar cualquier cosa que nos propongamos es si entendemos que somos importantes, que Dios no hace basura y tampoco somos obra de la casualidad, nosotros somos hechos a la imagen y semejanza de Dios, esto nos hace los más importantes de la Creación.